Ser un trabajador de 2da categoría y sobrevivir en un chileno y salvaje neoliberalismo anglosajón

esclavitud-asalriada1.jpg

Este es el 2do artículo que escribo para contar una experiencia personal, el primero trató sobre mi accidente en paracaídas, que fue una situación puntual, en cambio este es fruto de mi experiencia de años como trabajador, al que le tocó vivir un proceso, que comenzó a fines del año 1980 y que significó la instauración del modelo neoliberal, en su versión anglosajona.

La motivación para escribirlo surge por una situación que vivo en carne propia y es que los sueldos están prácticamente estancados y más o menos desde el año 2000, un ejemplo: hace unos pocos días tuve la oportunidad de volver a trabajar en una importante compañía por una empresa de Outsourcing, el tema fue cuando negociamos sueldo, y resulto que me ofrecieron el mismo que tenía hace más de 10 años, cuando trabajaba con ellos. Al preguntar el porqué, la respuesta fue bien simple, pagamos “sueldo mercado (hoy prácticamente gano lo mismo y decidí no aceptar).

Al analizar más el tema, y ver qué pasa en otras empresas subcontratistas, me doy cuenta que es algo generalizado.

Proceso

Me tocó comenzar mi vida profesional en el Banco de Chile, en un tiempo en que las empresas solían contratar directamente a sus empleados, cada gran empresa pagaba sueldos y beneficios de acuerdo a sus posibilidades. Por eso, uno las catalogaba como buenas o no tan buenas según los beneficios que daba. Esto hacia que los trabajadores, cuando estaban en una considerada como buena, se comprometieran más con ella, es decir, “se ponían la camiseta” y cuidaban su fuente laboral.

Pero justo en estos años los economistas de la dictadura, como Rolf Lüders y Hernán Büchi, comenzaron a hacer su tarea y parte la instauración del modelo neoliberal anglosajón. Fue el periodo cuando parten las AFP y las Isapres, que supuestamente tanto provecho nos traerían, vendian sus ideas bajo el principio de “libertad”, pero resulto ser una libertad maquillada y que solo beneficiaría a una minoría.

Antes de continuar, hay que saber que una de las partes más “caras” de una compañía, es la mano de obra, es decir, la mayor parte de los ingresos de una empresa se van en pagar sueldos y mantener los beneficios de los empleados.

Durante la implantación del modelo, comienzan a aparecer ideas que tenian el claro objetivo de aumentar las utilidades y para esto se buscan formas de abaratar costos y se empezó a vender la idea que la empresa debe externalizar todas las funciones que no sean parte del negocio, por ejemplo; ya no contrata gente que hace el aseo, contrata una firma que lo haga, un banco no contrata cajeros, ahora contrata una empresa que le provee de cajeros, etc.

Otra importante idea fue el famoso “Capitalismo Popular” que significó la capitalización y reprivatización de Bancos y AFP’s intervenidos a causa de la crisis económica de los años 1981 a 1983. Esto aumento la cantidad de inversionistas, pero al final igual se dio la concentración, ya que los accionistas mayoritarios comenzaron a adquirir las acciones de los accionistas minoristas.

Efectos en el trabajador

Parte del proceso fue que las grandes compañías, al mismo tiempo de comenzar a quitar beneficios a sus trabajadores, con el truco de incorporarlos al sueldo (aquí aprendí que beneficio agregado al sueldo, beneficio perdido), comienza la externalización de muchas de sus funciones, dejando únicamente como empleados de planta a los que consideran estratégicos, como los jefes. El personal considerado subalterno se externaliza en la modalidad de contratación de servicios, desligándose así de todo lo que signifique sueldos y beneficios.

El áreas informática, donde me desempeño, se dieron matices, en un principio se contrataban empresas para proveer profesionales en proyectos específicos y que tendrían una duración breve y acotada en el tiempo. Pero al final se dio que se contrataban para cualquier proyecto sin importar su duración. Y los jefes se convertian en administradores de contratos con empresas contratistas.

Obviamente la compañía contratante buscará siempre a la empresa de Outsourcing con la tarifa más baja y esta última, para ganarse los contratos, ofrecerá el menor valor posible (claro que no siempre, ya que aquí también se da la coima), y con ese objetivo recurre a mantener sueldos bajos, rara vez dará algún beneficio, la mayoría no paga horas extras y en muchos casos no hay IPC, claro que esto último es totalmente injusto ya que ella cobra los servicios en UF. Tambien recurrirá a tener parte de su gente sin contrato y con boleta de honorarios. En resumen, tendrá profesionales bajo un regimen absolutamente precario e inestable. Además, ni siquiera existe algún tipo de carrera funcionaria y no se puede proyectar. Lo grave para el trabajador, es vivir bajo el constante riesgo quedar cesante de un día para otro.

A modo de anécdota, me toco ver el caso en un banco, que el dueño de la empresa de Outsourcing era un empleado, con un cargo de jefatura y del mismo banco.

Resultado

Todo esto dio por resultado que paulatinamente en la ecuación, la variable trabajo fue perdiendo valor, en cambio la variable capital paso a ser lo más importante, por lo tanto, en la actualidad el objetivo de una buena compañía es dar cada vez mejores dividendos a los accionistas e inversionistas y solo se preocupa de dar beneficios y mejorar sueldos a sus trabajadores de planta, que ahora son una clara minoría. En cambio la gran mayoría, que son los externos, obtiene como gran beneficio las felicitaciones, unas “palmaditas en la espalda” y mantenerse con trabajo. Es decir, se obtiene un gran ahorro gracias a subvalorar el trabajo.  

Aquí podemos poner de ejemplo a la gran minería del cobre, donde los trabajadores de Codelco tienen los mejores sueldos del país, en desmedro de los subcontratados (7 de cada 10 lo son), que en muchos casos haciendo un trabajo semejante, ganan menos de la mitad, bueno en las instituciones financieras, donde me toca trabajar, la situación si no igual es bastante semejante.   

Otro punto que agrava la situación, es que en las empresas externas es muy raro que exista algún sindicato, además que por ley no tienen mucho poder. Leyes que nacieron junto a la implantación del modelo, el objetivo es que el trabajador no tenga capacidad de negociación y en una empresa de Outsourcing el asunto es más grave, ya que el trabajador pesa menos que un “paquete de cabritas”.

Otra anécdota, me tocó estar en una gran compañía que todos los viernes, antes de irme, preguntaba si tenía que volver el lunes, ya que las extensiones de contrato se hacían por semana y en unos casos por unos pocos días, a veces me respondían “estas hasta el próximo miércoles”. Al final, como ya parecía un mal chiste, opte por dejar de preguntar y el lunes igual me presentaba, bueno al final estuve 3 años. Aquí se dio el absurdo, desde mi punto de vista, que siendo calificado como el mejor y que tenía la capacidad de hacer la pega de varios, me despidieron por ser el más caro.

Si pretendes que te contraten de planta, tienes posibilidades siempre y cuando seas un recién egresado o tengas menos de 35 años, sin esas condiciones es bastante difícil ser contratado directamente.

Resumen

La externalización de funciones y servicios, pagar sueldos de mercado, que el capital sea más importante que el trabajo, más la pérdida de poder de los sindicatos,  llevó a que los sueldos estén largamente estancados, resultando una real y grave subvaloración del trabajo.

Otro importante beneficio para las empresas, que sin existir una colusión descarada, hoy los sueldos que se dan son parejos, es decir, sin importar en que gran firma se trabaje, en todas se paga casi lo mismo. Gracias a estos hechos, las grandes compañías, año tras año, siguen batiendo record de utilidades, donde los únicos beneficiados son sus grandes accionistas, y mucha de esa mayor ganancia es producto de tener a la mayoría de sus trabajadores externalizados, con un sueldo de mercado mantenido a la baja y en una situación absolutamente precaria.

El beneficio adicional que tienen estas empresas, es que rara vez despiden gente, solo da por terminado un contrato de servicios, que significará que la empresa externa deberá despedir a varios de sus trabajadores, pero será ella la que aparezca en las estadísticas. Por lo cual, la gran compañía trasmite la engañosa imagen de ser muy “buena”, estable y que cuida a sus empleados.

Todo esto, los impulsores y defensores del modelo neoliberal, lo vendieron bajo el termino de “libertad”, el tema que no dijeron que era libertad para obtener ganacias gracias a la explotación y esclavitud salarial.

Lo que acabo de describir es mi visión de cual seria una de las causas principales de nuestra desigualdad, una de las mayores de la OCDE.

Otra evidencia del deterioro de los sueldos, gracias a la implementación del modelo Neoliberal: En C13 están dando recuerdos del programa Sábados Gigantes, y repiten concursos de la década de 1980, suelen poner al pie de la pantalla el valor al día de hoy de los premios, por ejemplo; 10$ de esos años, equivales a 276$ de hoy, saqué la cuenta de cuánto ganaba en esos años en mi primer trabajo y tristemente me di cuenta que hoy, gano menos, teniendo un cargo más alto.

La discriminación

No puedo dejar este articulo sin explicar una situación adicional y que tiene que ver con una forma de ser que nos caracteriza y es la discriminación, en este caso la que solemos sufrir los empleados externos, afortunadamente cuando trabajaba en el banco de Chile me comentaron de ella, cuando me explicaron que en IBM existían los “verde claro” y los “verde oscuro”, en clara referencia a los empleados de planta v/s empleados externos y cuando entré como externo en dicha empresa, en 1991, me di cuenta que era algo real.

Desde que salí del Banco Chile, a mediados del año 1990, he estado solo en empresas de Outsourcing como Serperco, Xinergia, Gesfor, Mix y otras más pequeñas, trabajando en IBM, Codelco, Telefónica, Dicom, Banco Estado, Banco Santander y BCI, salvo en Codelco, en todas las otras he sentido este trato de hacerte sentir un trabajador de 2da categoría, obviamente con matices, en algunas es más notorio que en otras, pero en lo básico eres una persona  literalmente “transparente”, salvo que te encuentres con otro externo, ya que nadie de planta te ve, en muchos casos ni siquiera te saludan, se dirigen a ti amistosamente solo cuando tienen que trabajar contigo, pero una vez terminada la tarea, con suerte te saludan.

Personalmente, esta situación obviamente no me gusta, pero no me incomodaba, ya que me interesa observar el comportamiento humano y en este caso me resultaba simpático, por ejemplo; en una oportunidad al encontrarme cara a cara por un pasillo con alguien con quien había trabajado, él de planta giro rápidamente su cabeza mirando a la pared, y todo para no tener que saludar, y casi choca con una puerta, obviamente me resulto bastante cómico, pero a esos extremos se llega. En otra oportunidad me tocó ser el único externo, aquí sí que fue notorio, más que transparente era definitivamente invisible y solo me hablaban por temas laborales, era una extensión más del computador, como otro mouse.

Durante un tiempo, estuve en Xinergía como ejecutivo de ventas, y me tocaba colocar profesionales, aquí aprendí una forma bien peyorativa para referirse a los externos y es el termino “carne”. Cuando me pedían profesionales informáticos, a veces me decían ¿tienes carne?, dejo esto para vuestro análisis.

Para terminar, el externo además de recibir un sueldo bastante menor a lo que genera, viene la parte humana, de sentirse marginado y ser tratado como si perteneciera a una casta inferior. Por eso a nuestro sueldo, además de subirlo, francamente le debieran agregar un bono por tener que soportar la discriminación.


Enlaces relacionados

http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/08/24/trabajadores-de-primera-y-segunda-categoria-la-externalizacion-como-desposesion/

http://ateostolerantes.bligoo.cl/solo-147-grandes-corporaciones-controlan-la-economia-mundial

http://ateostolerantes.bligoo.cl/religion-mercado-centrica-y-barbarie-neoliberal-anglosajona

http://ateostolerantes.bligoo.cl/lo-que-pude-entender-por-neoliberalismo

http://ateostolerantes.bligoo.cl/quien-gobierna-los-politicos-o-los-poderes-financieros

|

Comentarios

Es un relato muy parecido al mio y el de muchos, pero mi valoración es distinta porque este relato parece una obra celestial al escuchar los relatos de vida cuando no estaba el modelo económico. Antes del modelo la economia de Chile era mas parecida a la de un país de Africa central, ni siquiera habian estadísticas de pobreza porque la mayoría era mucho mas pobre que las minorias mas pobres de ahora. Las preocupaciones eran la desnutrición y ese tipo de cosas. Si encuentras que ahora hay discriminación ni te imaginas como era antes.  Tu relatas la puesta en marcha del sistema que duplicó el ingreso real de los trabajadores, y en el caso de los que ganan menos casi lo triplicó, además el presupuesto del estado para salud, educación y prestaciones sociales se multiplicó varias veces. Te sugiero ver las estadísticas oficiales con objetividad, pregunta a gente de esfuerzo (no a los que siempre han sido ricachones), de tu edad y sobre todo mayores,  entre quienes te rodean y saca tus conclusiones según en que período pudieron comprar casa o auto o ir de vacaciones o un mejor colegio a los niños, universidad, etc… etc…

 

Ahora que ya queda poco del modelo, la economia se tambalea y empieza a volver al estado anterior de perpetua incertidumbre, Chile quizá se estanque o quizá se hunda, pero ten certeza que en unos años tu relato de un tiempo de trabajo muy duro, a veces muy injusto, a veces muy descompensado, reflejará la epopeya de cuando crecimos, de cuando mejor estuvimos porque aplicamos un camino de dura subida porque nos llevaba para arriba.

 

Saludos

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar