Hoy, ¿podemos pronosticar terremotos?

Terremotos.JPG

Una noche y algo tarde me llamaron del diario las Últimas Noticias y fue para pedir una opinión sobre la posiblidad de predecir terremotos, y sería una opinión más que estaría dentro de un artículo que salió el 23 de septiembre en la página 2 de dicho diario (tuvieron un pequeño error, me pusieron Francisco Frías y no Fernando Frías, pero igual es un halago que llamen) fue entretenido, esto me dejo pensando y lo tuve que escribir y aquí va el resultado.

A la pregunta ¿se pueden predecir los terremotos?, la opinión generalizada entre los especialistas es un rotundo NO, el motivo son las múltiples variables a considerar, debiendo instalar muchos instrumentos en cada zona y además, cada zona potencial de sufrir sismos es diferente una de otra, con sus propias y particulares características.

La ciudad de California en USA es una de las zonas, por años, más estudiadas y constantemente monitoreada con multiples instrumentos y hasta ahora lo más que pueden pronosticas, son las posibilidades de un gran terremoto en los próximos 30 años. Por esto mismo y desde los 80, prefieren gastar sus recursos en desarrollar estructuras y una mejor ingenieria 

Pero a pesar de todo lo que diga la ciencia, suelen aparecer cada cierto tiempo personas, que de buena fe, creen haber descubierto la forma de poder predecir un terremoto ya sea mediante el sueño o alguna técnica especial o leyendo el Tarot, etc., bueno también hay oportunistas que logran llamar la atención de los medios, haciendo predicciones bastante vagas y generales, que aprovechando debilidades muy humanas nos hacen creer que funcionan, pero al ser analizadas en profundidad, sus aciertos son por simple azar.

Los medios al dar notoriedad a estos personajes, hacen aparecer a los oportunistas rezagados, que quieren aprovechar el momento para lograr pantalla, como los Urquiza y las Katara, quienes también dicen ser capaces de predecir terremotos.

Antes de continuar hablemos sobre nuestro planeta, el que tenemos tan a mal traer debido a nuestra acción contaminante. La Tierra podríamos verla como un ser vivo, ya que está en constante cambio, estos ocurren en largos periodos de tiempo, y dado lo breve de nuestra existencia, no los percibimos. Estos cambios son causados por los movimientos internos en nuestro planeta, este consta de un doble núcleo, el más interno es metal solido y el externo es líquido, ambos son de hierro y níquel, más otros elementos pesados. El núcleo interno al parecer gira algo más rápido que el resto del planeta, su acción combinada genera el campo magnético, que actuando como un escudo nos protege del viento solar y los rayos cósmicos, sin su presencia la vida en la Tierra hubiera sido algo improbable.

Sobre todo esto tenemos el manto, este se encuentra a una alta temperatura, siendo su acción por convección la responsable del movimiento de las placas tectónicas, que se encuentran encima, estas placas se mueven constantemente entre ellas y unas se meten debajo de otras. Como es el caso de la placa de Nazca que se sumerge bajo la placa Sudamericana, a veces se producen movimientos bruscos, que nosotros percibimos como terremotos y nos suelen asolar cada cierto tiempo, ya que nuestro país se encuentra ubicado justo y a lo largo de la falla donde convergen ambas placas, por eso, tenemos también tantos volcanes.

Si bien estos movimientos son conocidos, esto no hace que podamos saber cuándo se viene o no un terremoto y menos donde, solo existe la posibilidad de una vez producido un gran movimiento sísmico, podamos dar aviso con escasos segundos cuando llegaría a un punto en particular. Sería algo parecido a utilizar bollas marinas para detectar la llegada de un tsunami, en este caso serían bollas terrestres o en el fondo marino, esto es lo más cercano que estamos de predecir un terremoto. Lo otro es simple especulación que sirve para asustar personas desinformadas.

Los expertos, guiándose por estadísticas intentan predecirlos, pero lo hacen con márgenes de error bastante amplios, de meses y años, es decir, podrá escuchar de parte de ellos, “es posible que dentro de los próximos 10 a 15 años tengamos un gran terremoto en la zona norte”, pero más que ese tipo de predicciones, es muy difícil que se arriesguen.

Para terminar, viviendo en Chile, y sin ser un experto ni agorero de calamidades, les aconsejo estar siempre preparados para un terremoto y/o de un tsunami sorpresivo, teniendo en casa elementos por los posibles cortes en los suministros básicos.

Es cierto que a los humanos no nos gustan y nos cuesta vivir con las incertidumbres, pero no recurramos a charlatanes oportunistas para aliviarlas.

LUN_23Sep.JPG

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar