Medicinas alternativas v/s satanización del efecto placebo

Placebo.jpg

Hoy, en pleno siglo XXI, en un mundo lleno de tecnología, donde todos portamos celulares, encontrándonos siempre conectados, hay humanos viviendo constantemente  en el espacio, robots en Marte y por todo el sistema solar, con noticias casi al instante de lo que pasa en el mundo, etc.

En este mundo tecnificado, se da la contradicción de  un renovado resurgimiento de todo tipo de medicinas alternativas, que podrían ser propias de las Edad Media y su gran número resulta hasta ridículo, tenemos la Reflexología, Hidroterapia, Fangoterapia, Feng Shui, Aromaterapia, Homeopatía, Delfinoterapia, Equinoterapia, Zooterapia, Cronoterapia, Danzaterapia, Risoterapia, Lavado nasal, Quiropráctica, Ayurveda, Ozonoterapia, Iriología, Musicoterapia, Magnetoterapia, Cristaloterapia, Talasoterapia, Auriculoterapia, Macrobiótica, Helioterapia, Medicina Antroposófica, Orinoterapia, Vinoterapia, Cervezaterapia, Fototerapia, Sedoterapia, Alquimia del Sonido Sagrado, Ultracavitación, Campos electromagnéticos, Medicina Cuántica, Radiestesia, Osteoterapia, Reiki, Toque terapéutico o imposición de manos, Acupuntura, Canto de Mantras, Gemoterapia, Cuencoterapia, Drenaje Linfático, Registros Akashicos, Moxibustión, Arteterapia, Sanación reconectiva, Masaje metamórfico, Masaje con Ventosas, Flores de Bach, Sanación Espiritual, Cirugía Psíquica, Terapia del Ángel de la guarda, Terapia de las Vidas pasadas, Psicotrónica, Pulseras electromagnéticas, Lagrimaterapia, Lectura del Aura, etc., etc., etc.,.

Pareciera que cada charlatán y oportunista en busca del engaño fácil en víctimas inocentes y desesperadas, inventará una propia y novedosa.

Muchas de estas terapias suelen ser publicitadas y difundidas por animadores de televisión y personajes de la farándula, lo que les da fama y credibilidad, lo cual es aprovechado por los charlatanes para convencer a los incautos.

Podemos entregar una receta para lanzar una medicina alternativa, primero incorpora a un animador de televisión o algún personaje de la farándula, explica con más pseudociencia que evidencia los supuestos beneficios del tratamiento, utiliza algunos términos rimbombantes y de aires místicos, dilo todo en un matinal de televisión y listo a cosechar incautos. 

Ahora, la pregunta es ¿Funcionan? y si lo hacen, ¿porqué? La respuesta es bastante simple, en diferentes grados funcionan en la gran mayoria de las personas, en base al siguiente principio; “no existe medicina, que por muy absurda y estúpida que parezca, que a alguien no le sirva” y ¿qué es esto?, bueno aquí debemos comenzar a hablar del efecto PLACEBO, que al nombrarlo, todo seguidor de estas medicinas lo ve como un verdadero insulto y se sienten ofendidos. Y razón es bien simple, el Placebo en sí, es un engaño.

Pero se da la curiosidad, que ellos mismos y quizás sin querer reconocerlo o sin darse cuenta, en sus explicaciones hablan esencialmente de Placebo, al decir: “Estas terapias curan la psiquis” o "Las terapias complementarias son una ayuda para las personas y tratamientos, pero no reemplazan a la medicina tradicional", en el fondo significa, que las medicinas tradicionales curan enfermedades, en cambio, las medicinas alternativas mejoran síntomas, es decir, te dolerá menos la cabeza, no sufrirás de vómitos y muchos síntomas desagradables de un mal se mitigarán o simplemente desaparecerán, pero aquí reside su peligro, ya que, confiarás y creerás que sanaste, pero en realidad la enfermedad aun continua. Esto no implica, que en un reducido numero de casos la persona sane realmente.

Placebo2.jpg

Los neurocientíficos a sabiendas de esto, no investiga los tratamientos ni los medicamentos, ya que los sabe inocuos, por ejemplo; con las Flores de Bach o la Homeopatía, se bebe esencialmente agua. Por esto la neurociencia estudia al paciente, para descubrir que ocurre en su cerebro y organismo cuando entran en juego las creencias y las expectativas.  

Todos nosotros en mayor o menor grado somos afectados por el efecto placebo, incluso la medicina tradicional se ve beneficiada de esto, ya que existe en el consiente colectivo la idea que la medicina para sanar, implica tomar medicamentos y la ciencia descubrió que las personas, antes de tomar un remedio, en su cerebro se activa una región asociada a la capacidad de experimentar beneficio o recompensa, segregando una dopamina que alivia al dolor.

Los neurólogos descubrieron que el grado en que una persona responde a un tratamiento de placebo está vinculado a la actividad que registra el área del cerebro destinada a obtener recompensa. Otro momento es cuando nuestro organismo se encuentra frente a estímulos dolorosos, aquí secreta opioides que nos provocan un estado de sedación y tranquilidad.

Como toda espada de doble filo, existe el efecto adverso y se llama NOCEBO, actúa precisamente de forma contraria, es decir inhibiendo la secreción de los opioides, quedando más predispuestos, y más sensibles ante cualquier efecto dañino. Actúa ante las expectativas a un estímulo negativo haciendo disminuir los niveles de dopamina, molécula encargada de modular las respuestas al refuerzo y los circuitos de motivación en el cerebro, es decir, en este caso nos vamos a sentir cansados e incapaces de realizar algunas actividades.

Por esto y dada la gran información disponible por Internet, que muchos de nosotros investiguemos antes algún malestar y se puede dar el caso, que antes de ir al médico ya lleguemos con ideas preconcebidas y más enfermos de lo que en realidad estamos.

Las acciones que ejecuta el tratante gatillan y estimulan el efecto Placebo, al practicar principios psicobiológicos y buscar una mejor relación tratante/paciente para hacerla más cálida y humana. Por ejemplo; aplicando el tratamiento en un ambiente cálido y afectuoso, inspirando confianza y credibilidad, informando al paciente de cuáles son los resultados esperados, Incorporando métodos de relajación y reducción de la ansiedad, escuchando y brindando empatía y comprensión y uno muy importante, tocando al paciente porque los exámenes y el tacto humano tienen efecto terapéutico. Otro elemento que aplican algunas medicinas alternativas, son los rituales, como vestir de blanco, encender velas, efectuar el tratamiento en horas precisas, etc., todos son elemento que ayudan a reforzar y gatillar el efecto Placebo.

Una explicación, nosotros los humanos somos una especie animal terriblemente social, y el efecto Placebo/Nocebo es resultado de ello, por esta razón no debemos despreciarlo ni desecharlo, más bien todo lo contrario, debemos reconocerlo y utilizarlo en nuestro propio beneficio, y una de las formas, es que la medicina tradicional, hoy tan mercantilizada, deje de ver al paciente como un objeto que sirve para ganar dinero y comience a tratarlo como lo que es, un ser humano. Así, obtendremos dos beneficios, uno es recuperar la confianza en la medicina científica, al humanizar la relación medico/paciente y el otro beneficio, es que las medicinas alternativas dejaran de ser tan buen negocio.  

Versión en página del Quinto Poder:

http://www.elquintopoder.cl/salud/medicinas-alternativas-y-la-satanizacion-del-efecto-placebo/

|

Comentarios

Fisioterapia medicina alternativa? me entero ahora

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar