Mentiras Verdaderas, hace honor a su nombre

ElQuintoPoder.JPG

El programa Mentiras Verdaderas hace honor y le da sentido a su nombre, al contar mentiras como si fueran verdad, en este caso a través de su personaje Cristian Contreras (alias Dr. File). Él realiza un dialogo, en complicidad con el animador del programa, quien apoya el relato con su actuación, colocando caras de sorpresa cuando es necesario y efectuando las preguntas pertinentes para ir hilvanando el cuento. Cuento que reúne elementos verdaderos con otros inventados, mezclados con algo de misterio, armando un relato los más convincente posible, y el espectador o victima susceptible a creer fantasías, las aceptará sin ningún cuestionamiento.

El personaje Dr. File continua la huella de los Urquiza, quien años atrás en el programa Kike Morandé, contaba sus fabulas sobre el Chupacabras y de Salfate, quien se convirtió en icono de este tipo de relatos, en su caso fue con el Fin del mundo, los extraterrestres y las Conspiraciones.

Esta forma de captar audiencia y lograr raiting no es nueva, en realidad nació con los medios de comunicación, uno de los primeros fue “el gran engaño de la luna”, desarrollado por Richard Adams Locke en agosto de 1835 en el New York Sun, esta falsa noticia sobre el descubrimiento de vida en la luna permitió que este nuevo diario, fuera el más vendido en el mundo. Fue una época cuando este tipo de mentiras eran posibles, se creía que gran parte del sistema solar estaba habitado, idea que duraría hasta bien entrado el siglo XX.

El siguiente gran engaño ocurrió un 30 de octubre de 1938, cuando Orson Welles trasmitió por radio la versión radiofónica de “La Guerra de los Mundos”, por la forma en que fue realizado el relato resulto tan convincente, que provoco pánico en miles de personas, convencidas que los Estados Unidos estaba siendo invadida por alienígenas.

Otro engaño interesante y que aún perdura, parte con el invento de los platillos voladores. Una creación de Raymond Palmer, quien dirigió “Amazing Stories”, la primera revista dedicada exclusivamente a la Ciencia Ficción, que bajo su dirección adquirió la costumbre de contar sus historias como si fueran ciertas, la técnica le funcionó a la perfección, ya que gozó de buenas ventas, principalmente con las historias de Richard Shaver.

Palmer renuncia en 1948 y saca la revista “Fate”, dedicada a los platillos voladores, al ocultismo y a todo lo relacionado con lo paranormal, su primer artículo de portada fue:”The truth about the flying saucers”, que narra el avistamiento de Kenneth Arnold, pero escrito y editado por Palmer, quien le agrega los elementos fantasiosos necesarios para convertirlo en un cuento de ciencia ficción y continuando con su exitoso habito, es relatado como si fuera cierto, esta historia marcaria el punto de partida de los Platillos Voladores, hoy llamados Ovnis.

Con estos tres hitos de exitosos engaños que ocurrieron en los Estados Unidos, podemos entender que el programa Mentiras Verdaderas (algo que también hacen los programas matinales), es  intentar provocar algún gran impacto con los relatos del Dr. File, pero hasta ahora sus fantasías y mentiras solo ha funcionado a veces, como pasó con sus “afirmaciones” sobre el Sida: “lo que produce el SIDA no es el (virus del) VIH, sino que las drogas que se entregan para combatirlo son las que destruyen. Tú no te mueres por SIDA, ni por VIH, sino que te mueres por neumonía, tuberculosis y otras enfermedades al consumir estas drogas

Los responsables del programa Mentiras Verdaderas, se defienden diciendo que “su programa es un espacio donde se puede hablar de cualquier tema y es normal que existan temas controversiales, y que el “Dr. File” está en el programa justamente para debatir ideas y poner diferentes puntos de vistas, nunca resolvemos la verdad. La gente en su casa determina si cree o no cree”. La falla de este argumento es precisamente la ausencia de debate, el programa no pone a nadie como contraparte, ni siquiera el animador sirve para ello, y el personaje Dr. File u otro semejante puede decir lo que quiera en total impunidad y la principal crítica, es la ausencia de alguien que de una opinión o muestre evidencia que siembre la duda.

Amable lector, sepa que nada se convierte en verdad por el hecho de ser publicado en un diario, salir en algún programa de TV, o ser dicho en una radio o bien por estar escrito en un blog como este.

Link en el Quinto Poder:

http://www.elquintopoder.cl/medios/programa-mentiras-verdaderas-le-hace-honor-a-su-nombre/

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar