Neoliberalismo Anglosajón versus Neoliberalismo Renano

Reducir_los_salarios_recortar_los_servicios_sociales.jpg

Ya que he dedicado algunos artículos para hablar sobre neoliberalismo, me veo obligado a escribir uno para explicar brevemente y en palabras simples sobre las dos versiones que existen y reconocer sus diferencias.

Primero, ambas versiones afirman que la producción debe estar en manos privadas y que el mercado fija los precios libremente, reflejando su firme convicción liberal y desconfianza en el dirigismo económico.

Neoliberalismo Anglosajón

Esta es la versión que domina en nuestro país, aquí el Estado interfiere mínimamente en la economía y en la vida de las personas. Creyendo dogmáticamente en la capacidad autoreguladora del libre mercado, están convencidos que una mano invisible guía la economía capitalista, donde la suma de los egoísmos repercuten en beneficio de toda la sociedad, por lo tanto las regulaciones estatales son indeseables.

La principal fuente de financiamiento de las empresas son los accionistas anónimos, quienes se mueven a través del mercado bursátil. Los inversionistas pueden ser fondos de pensiones, compañías de seguros u otro tipo de institución financiera, tanto nacional como extranjera. Quienes buscan obstinadamente lograr utilidades a corto plazo, donde la empresa es simplemente un paquete de acciones del que se desprenden en cuanto ven algún riesgo o surge otra opción más atractiva. Razón por la cual, en esta versión neoliberal, el Capital es mucho más importante y esta por sobre el Trabajo.

El modelo acentúa la competitividad de cada empleado, las grandes empresas acostumbran contratar y pagar bien a un reducido grupo de empleados para labores de jefatura y en funciones consideradas estratégicas, el resto suele ser contratado bajo la modalidad de Outsourcing, con sueldos inferiores, además de ser considerados prescindibles.

Este modelo resulta seductor para las economías emergentes por el llamado “sueño Americano” de grandes operaciones financieras y rápidas fortunas. A diferencia del paciente modelo renano, con sus ganancias a largo plazo, donde el enriquecimiento espectacular no resulta tan fácil a como lo presenta el mundo anglosajón.

Aquí los impuestos fiscales son considerados un pecado y se los culpa de todos los males. Son considerados un castigo a las empresas y que desaniman tanto el esfuerzo individual, como la combatividad de las sociedades y las economías. Afirman que: "demasiado impuesto mata al impuesto", es decir, si sufren una excesiva carga fiscal, los grandes empresarios pierden el estimulo para seguir generando empresas y trabajo, puesto que las ganancias adicionales les serán confiscadas.

Neoliberalismo Renano

Este modelo refleja el pensamiento y sentimiento Alemán y nórdico, ideas que también comparte el japonés, al asimilar un sentimiento de pertenencia colectiva que se origina del espíritu comunitario, por lo tanto, no privilegia el individualismo, ni tiene como interés lo meramente económico, aquí el Estado no está de adorno, es una suerte de Director de Orquesta que crea las reglas y asegura que se cumplan. Combina la libertad de mercado, la equidad social y la justicia social. Y se traduce en un mayor intervencionismo estatal, más regulación y más proteccionismo económico. El estado es el garante de que todo funcione, creando leyes e impuestos para evitar que se disparen las diferencias, en renta, educación y atención médica.

En el Neoliberalismo Renano la propiedad es más individualizada y estable. En Alemania, quienes financian a las empresas son principalmente los bancos, existiendo empresas que no cotizar en la bolsa. Esta situación provoca una red de intereses cruzados entre bancos y empresas, dando una sensación de estabilidad a los principales accionistas, quienes apuestan por la ganancia a largo plazo. Esta concepción tan europea, favorece la idea de la empresa como una comunidad de intereses entre la dirección, los accionistas y los empleados.

La diferencia para los trabajadores es que la promoción se basa en la calificación y la antigüedad. En Alemania los sueldos están entre los más altos del mundo, además, evitan las excesivas diferencias salariales. La empresa se ocupa de la formación profesional y se ofrece estabilidad, esperando a cambio fidelidad. Aquí los trabajadores desarrollan un fuerte sentimiento de pertenencia a la empresa, algo ajeno en la versión anglosajona.

Al evitar las grandes desigualdades, se obtiene una sociedad más cohesionada, más uniforme y armónica, impidiendo así el desgarramiento de la sociedad, y sus consecuentes tensiones y efervescencia social. En las sociedades más homogéneas, la población tiende a ser más educada y más culta, por lo tanto, mejor preparada para adaptarse a los cambios globales.

Conclusión

Espero que estas breves descripciones que escribo desde mi ignorancia, ya que no soy, ni pretendo ser un economista, solo reflejan el gusto por investigar para aprender y compartir.  Por lo tanto, no me crean, los invito a efectuar sus propias investigaciones y me digan si estoy o no en lo correcto.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar